Noticias

¿Qué pasará con las viviendas alejadas de las grandes poblaciones?

A pesar de los muchos informes, comentarios e incluso bulos que han salido con respecto al sector inmobiliario, en este post sólo nos vamos a centrar en el inmobiliario residencial.

A diario escuchamos testimonios de expertos del sector inmobiliario augurando un futuro bajista del Real Estate tras la crisis del virus. Es consensuada una bajada del precio de venta y alquiler de viviendas de entre un 10-30%. Esto es posible con los niveles de paro en constante aumento ante el declive de innumerables empresas, autónomos desamparados o subsidios insuficientes o que no llegan para pagar los desorbitados precios de alquiler a los que se ha llegado en las grandes ciudades. Y estas son las zonas que más sensibles son al virus por su alta densidad demográfica y de las que se habla principalmente en estos análisis y preámbulos de expertos del sector.

Lo cierto es que tras la crisis de 2008 y más concretamente en 2014, la evolución de los precios de vivienda en alquiler y venta de las grandes ciudades comenzaron a recuperarse y llegar a máximos que superan los precios anteriores a ella, pero en las pequeñas poblaciones la evolución ha sido muy distinta. Como en todo el territorio nacional, los precios alcanzaron altos niveles hasta la crisis y posteriormente cayeron en picado. Desde esa caída la evolución de estos precios, en estas poblaciones alejadas de las grandes urbes, han tenido un crecimiento prácticamente inexistente, lo que nos lleva a pensar que lo que no se ha recuperado no puede volver a caer o por lo menos no de igual manera.

En este sentido, nos basamos en lo que hacemos en el Grupo RKS a través del Fondo RKS Real Estate y la SOCIMI Ktesios. Viviendas alquiladas a unos 350€ mensuales en zonas de Ciudad Real, por ejemplo, con un precio de venta de unos 35-40 mil euros. Que se podrán seguir pagando con normalidad ya que suponen un entorno a un 30% del sueldo mínimo. Además, puede producirse un movimiento de la población de las grandes ciudades a pequeñas poblaciones cercanas como Toledo de Madrid, puesto que, aunque el precio de la vivienda caiga en las grandes ciudades seguirá estando muy por encima de las pequeñas poblaciones. No es descabellado imaginar que familias con alguno de sus integrantes estén en paro, en un ERTE o que han sufrido una amplia reducción de sus ingresos mensuales, barajen la opción de establecer un hogar en una zona asequible a menos de una hora de Madrid, o incluso en zonas donde la producción ha aumentado con el consumo de productos agrícolas, por ejemplo, que claman por mano de obra.

Es difícil vaticinar el futuro que nos espera, pero lo que está claro es que se vamos a ver y experimentar una “nueva realidad”, produciéndose cambios con las grandes ciudades más afectadas frente a las pequeñas poblaciones que lo más probable es que el cambio sea inapreciable e incluso sea positivo en la economía local.

Dada la resistencia de los activos alejados de las grandes ciudades desde el Grupo RKS a través de los productos que gestionamos (Fondo RKS RE y Ktesios SOCIMI), seguiremos apostando por la inversión en zonas alejadas a las grandes poblaciones (Valencia, Alicante, Murcia, Toledo, Ciudad Real, etc.). Esta estrategia de inversión que nos diferencia del resto de partícipes del mercado ha venido dando muy buenos resultados dando buenos resultados y confiamos que esta tendencia continuara. seguirá comportándose de este modo en el futuro próximo ante las nuevas situaciones.

© RKS-AM.

Todos los derechos reservados