Noticias

RKS-AM: Repercusiones de la nueva Ley Hipotecaria.

A casi dos meses de la entrada en vigor del Decreto Ley aprobado el pasado 21 de febrero en materia del crédito hipotecario, los bancos se preparan para los cambios que serán obligatorios a partir del 16 de junio, con medidas que en algunos casos no son las más favorables al espíritu precursor de la nueva ley hipotecaria.

 

Por el momento, un decreto ley que nació para favorecer a los ciudadanos que requieran de un crédito hipotecario, ha desembocado, en general, en un incremento de los costes que tendrán que asumir los clientes. Lógicamente las entidades bancarias no iban a ofrecer créditos que no les salieran rentables, al fin al cabo tienen que sacar una rentabilidad a sus productos.

No hay una descripción global exacta de los cambios que están realizando los bancos en sus honorarios. Algunos van a optar por incrementar la comisión para cubrir los nuevos costes impuestos a las entidades. Otros mantienen los diferenciales, pero exigen niveles de vinculación muy elevados. Existe otra tendencia que está jugando a la inversa, algunos bancos de mediano tamaño y Banca Online están optando por ofrecer un precio más competitivo e incluso cubriendo gastos de tasación correspondientes al cliente para combatir la baja demanda crediticia.

Desde Banco de España, se anticipa un encarecimiento de los diferenciales y un endurecimiento de las condiciones de financiación, sobre todo para aquellos consumidores con un perfil de riesgo alto. Este incremento por parte de las entidades de crédito se debe a la cobertura que estos deben hacer con los nuevos gastos que se le imputan.

Los más críticos sugieren que el Decreto Ley es un parche, que realmente para favorecer al ciudadano habría que disminuir o suprimir los impuestos que gravan los créditos hipotecarios encareciendo el precio final del producto financiero, como el impuesto de actos jurídicos documentados; y los impuestos asociados a la compraventa de inmuebles (IVA o ITP e IIVTNU), que incentivarían la adquisición de inmuebles y, en consecuencia, la demanda de crédito hipotecario.

© RKS-AM.

Todos los derechos reservados