Aspectos destacados de la nueva Ley Hipotecaria

Con la aprobación de la nueva Ley Hipotecaria por el Congreso el pasado 21 de febrero, desde RKS-AM resumimos los aspectos generales que consideramos más relevantes de esta de la nueva Ley que entrará en vigor en mayo de 2019, 3 meses después de su publicación en BOE.

Después de casi 2 años de retraso, el pleno del congreso aprobó la nueva Ley, que regirá el mercado hipotecario español, alineándose con la normativa comunitaria, buscando con ello la defensa de los derechos del consumidor como también ofrecer transparencia y seguridad en todo el proceso de contratación de hipotecas.


Los principales aspectos de la nueva norma son:

 

  • La entidad de crédito deberá remitir el contrato al cliente con un mínimo de diez días antes de la firma, con el fin de que estos conozcan de antemano sus derechos y responsabilidades.
  • Obligación por parte de la entidad de crédito de validar el perfil crediticio del cliente para así conocer su capacidad de endeudamiento y repago, y evitar conceder hipotecas a personas que no puedan hacer frente al repago.
  • El cliente solo pagará la tasación y las copias de la escritura que solicite, siendo responsabilidad de la entidad de crédito los impuestos y gastos relacionados con la firma del crédito hipotecario (gestoría, impuesto de actos jurídicos documentados (AJD), notaría y registro).
  • Ratificación por parte del notario en el proceso. En este sentido, el comprador tendrá que acudir al notario en un mínimo de dos ocasiones. En un primer contacto (sin la entidad financiera) podrá realizar y despejar dudas sobre las condiciones de la hipoteca. En la segunda visita, en la cual ya estará presente la entidad de crédito, se formalizará el contrato del crédito hipotecario.
  • Supresión total de las cláusulas suelo.
  • Las entidades de crédito no podrán imponer productos adicionales tales como seguros o tarjetas. No obstante, se permite la bonificación/reducción en el tipo de interés en función de los productos propios que el cliente contrate.
  • Se permite el cobro de comisiones de apertura, pero se eliminan los costes de subrogación y novación de hipotecas.
  • Mayor protección a los consumidores para casos de embargo y desahucio. En este aspecto, sólo se podrán iniciar procesos tras un impago de 12 meses o el 3% del crédito impagado, elevando los 3 meses de impago que establecía la anterior ley. En caso de que ocurra en la segunda mitad de vida del préstamo, la nueva Ley establece que el impago tendrá que suponer el 7% del crédito impagado o 15 meses.
  • En caso de amortización anticipada, las comisiones se reducen en un 50%. Para hipotecas de tipo fijo será como máximo del 2% durante los 10 primeros años y 1,5% después. Para hipotecas variable, en las cuales el cliente deberá elegir el tipo de amortización a tres o cinco años, las comisiones de amortización anticipada serán del 0,25% o del 0,15% según corresponda.

En RKS consideramos que esta nueva ley, aunque llega tarde, aporta mucho para el sector inmobiliario español, ya que, delimita claramente los procesos de contratación, los gastos y lo que es más importante, ofrece mayor seguridad tanto a consumidores como a las propias entidades de crédito. Tal como indica nuestro CEO Henry Gallego, “hasta ahora había un limbo en los procesos de contratación y con esta nueva Ley por fin se da certidumbre y claridad en cuanto obligaciones y responsabilidades de las partes”. Ambas deberían quedar satisfechas: el cliente estará previa y adecuadamente informado de los aspectos que estipula el contrato, y por otro lado, la entidad estará protegida de futuras reclamaciones.

 

Infografía explicativa de elaboración propia

 

 

Últimas entradas:

 

 2

0 Comentarios