Noticias

SOCIMIs: Vehículo de referencia para el pequeño inversor

El pasado 14 de febrero se reunieron cerca de 300 expertos en Madrid en la Iberian REIT Conference para analizar la evolución de estos vehículos de inversión.

Desde su creación en 2009 y los cambios normativos de 2013, la regulación de las SOCIMIs en España, conocidos en otras jurisdicciones como REIT (Real Estate Investment Trust), ha propiciado un crecimiento sustancial de estos vehículos de inversión inmobiliaria. “El éxito de la regulación REIT en España, que es el mayor que conozco, es un claro ejemplo de lo que está por venir en Portugal, país con un mercado muy similar al español. Además, la regulación ha permitido la recuperación de un sector, el inmobiliario, que genera empleo actualmente en Europa y que está de nuevo en expansión”, comenta Dominique Moerenhout, CEO de European Public Real Estate Association (EPRA).

El entorno macroeconómico es también un propulsor del sector, con previsiones de crecimiento y recuperación económica, aumento de las rentas y del empleo. Como consecuencia, el mercado inmobiliario se encuentra al alza, pero de manera equilibrada. En la misma línea se encuentra el mercado del alquiler, principal unidad estratégica de estos vehículos de inversión alternativa.

Por el contrario, los pequeños inversores aún desconfían del sector por desconocimiento de este, según expertos de sector inmobiliario. Las SOCIMIs pueden ser un vehículo de inversión idóneo para aquellos inversores que deciden ahorrar parte de sus ingresos o invertir en la compra de un inmueble, con el fin de obtener ganancias a 30-40 años o dejar el activo en herencia. “En lugar de comprarte un apartamento para alquilarlo y preocuparte del inquilino y los posibles problemas, compras una parte de una empresa que tiene decenas o miles de apartamentos y recibes un retorno a cambio, algo que es menos arriesgado que otros negocios inmobiliarios”, ha explicado Jesús González Nieto-Márquez, vicepresidente y director gerente del Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Las SOCIMIs ofrecen rentabilidades interesantes, estando obligadas a repartir en dividendos anualmente de al menos el 80% de sus beneficios. Según datos de Gesvalt, en 2017 las SOCIMIs españolas repartieron 490,6 millones entre sus accionistas.

 “El entendimiento de los inversores institucionales es total y está consolidado porque es un vehículo muy similar a los de otros países, pero a nivel privado no funciona así. A medida que pase el tiempo y se vayan conociendo, el inversor minorista irá ganando presencia. El riesgo es bajo y el mercado es estable, lo que está ayudando a que poco a poco cambie la mentalidad del inversor”, concluye el CEO de Grupo Lar.

Desde RKS consideramos que aún queda mucho recorrido para el sector inmobiliario y para las SOCIMIs, especialmente en el sector residencial. Este tipo de vehículos de inversión ya están muy consolidados en otros países, como es el caso de EEUU, que tienen un recorrido de más de 50 años. Este tipo de inversiones alternativas, han estado muy enfocados en los inversores institucional, no obstante, empezamos a ver un cambio, en el cual, lo inversores pequeños están ganado presencia.

© RKS-AM.

Todos los derechos reservados